Travesía Bloque- Cellagua

Planta
Alzado

INTRODUCCIÓN:

 Este texto presenta la descripción de una de las travesías, a nuestro entender, mas duras e interesantes que se pueden realizar actualmente en la comarca del Asón, en Cantabria. El interés de esta actividad radica fundamentalmente en la gran variedad de obstáculos, instalaciones y galerías que es preciso recorrer para completar la travesía entre estas dos cavidades.

Se trata de una travesía con 440 m. de desnivel en descenso, para remontar luego los 240 m. de pozos de Cellagua, con un recorrido aproximado de 3'3 Km., en el que se puede disfrutar o padecer, según se vea, de una gran diversidad de terrenos. Estos  abarcan desde grandes y vellos pozos, intercalados de otros cortos pero muy estrechos, rampas deslizantes en anchas galerías, cuerdas ascendentes, numerosos pasamanos, salas con bellas excéntricas , cornisas acrobáticas, meandros retorcidos, meandros estrechos y húmedos, pequeños pozos cascada, zonas encañonadas y atléticas , galerías fósiles de gran tamaño, ríos tranquilos y arenosos, zonas inundadas y profundas donde practicar la natación y finalmente el ascenso de los grandes y bellos pozos de Cellagua, que no devolverán de nuevo al exterior, sin duda cansados y con diferentes apreciaciones y sentimientos sobre esta actividad.

 Nuestra apreciación global sobre la travesía, es que solo es apta para espeleólogos confirmados con experiencia en todo tipo de terrenos y en buena forma física. No es una travesía disfrutona para pasarlo bien sin agotarse demasiado. Muy al contrarió es bastante agotadora, sobre todo por el agua siempre presente que nos moja y enfría y lo retorcido de los meandros intermedios, además del baño inevitable que además de aumentar el frío obliga a llevar bastante peso y bulto.

Se trata por lo tanto de una travesía idónea para aquellos espeleólogos que quieran probar sus fuerzas, y su técnica en todo tipo de terrenos, sin importarles la dureza de algunos tramos. A cambio disfrutarán de zonas muy atractivas para un espeleólogo, como el tramo inundado o los pasamanos sobre filas de estalactitas.  

 

LOCALIZACIÓN DE LAS CAVIDADES:

BLOQUE:

La sima del Bloque se encuentra situada en el emblemático Macizo del Mortillano (Valle de Soba, Cantabria oriental). Para acceder a ella debemos partir del pueblo sobano de Astrana. Aquí tomaremos la pista que nos lleva a Entremazos, que podeos seguir en coche hasta el lugar conocido como la Plataforma. Desde este punto, salvo que tengamos todoterreno, continuaremos a pie. 30 minutos por la pista en dirección Norte nos llevan hasta el Alto del Crucero, que domina todo el Hoyo Salzoso. Poco antes del alto, un sendero de herradura que bordea la depresión de Cellagua por el norte surge a mano izquierda. Siguiéndolo pasamos junto a las bocas de Mortero del crucero y Calaca. Poco más allá, en una bifurcación, debemos coger el camino de la izquierda, que también conduce a Garma Ciega. Finalmente el camino muere cerca de una cresta de arenisca, y desde allí podemos ver una gran dolina. En la zona Oeste de la misma, junto a un enorme bloque (que da nombre a la sima ) tapizado por un tejo, se abre la sima. Desde el coche se tarda aproximadamente una hora en llegar.

 Coordenadas UTM:

X: 453946

Y:4787345

Z: 1140 m.

CELLAGUA:

El sumidero de Cellagua, es muy conocido en el mundo espeleologico y se encuentra en el fondo de la depresión de Llana la Cueva, al pie del pico de Mazo Chico.

El camino de acceso es el mismo que se toma para ir al Bloque, solo que una vez alcanzada la loma que domina la depresión, junto a las cabañas de La Espina, solo resta descender al fondo del vallecillo y seguir la dirección del agua que circula en superficie y que nos deja en el sumidero. Total unos 20 minutos desde el coche.

Coordenadas UTM:

X: 454535

Y: 4786555

Z: 964 m.

DESCRIPCIÓN DE LA TRAVESIA:

 La travesía se inicia en un bello pozo de 43 m. con varias bocas, entrando en un pasamanos anclado a un centenario tejo, a continuación se debe remontar una corta escalada de 3 m. equipada con una escala de cuerda, que nos deja en la cabecera de un P18, en base de este hay 2 caminos posibles, tomando a la izquierda un pozo de 10 m, al que sigue otro de igual tamaño y que nos deja en un corto meandro ascendente que conduce a un P9 muy estrecho que permite atravesar el meandro. En el fondo tras un estrecho recodo un pasamanos conduce a la cabecera de un gran pozo de 28 m. con una repisa a 10 m. del suelo. En esta repisa hay instalada una cuerda fija por si fuera preciso subir a desenganchar la cuerda, pero normalmente se desciende hasta el siguiente pasamanos de acceso, a la cabecera de un P 47.

Al final de este gran pozo es necesario avanzar en oposición hasta la siguiente cabecera, por lo que se recomienda utilizar las cuerdas del pozo anterior para llegar a la cabecera antes de recuperarlas.

El último tramo de pozos es un P19, con una repisa en medio, que también equipa una cuerda de emergencia por si se engancha la cuerda.

Un corto y ancho meandro descendente nos deja en un cruce de varias ventanas y pozos, siendo necesario tomar a la derecha trepando un escalón y pasando sobre un estrecho pozo, para tomar una ventana sobre nuestras cabezas, estamos en las galerías de Los Piratas del Ebro. En esta zona se descienden en doble 2 rampas barrosas separadas por una trepada equipada, que nos dejan al inicio de varias escaladas con cuerdas fijas. Se ascienden 25 m., para descender de nuevo a un embudo que de nuevo asciende otros 25 m.. Estamos ya en las galerías de Los Piratas del Ason, que se recorren encadenando 4 pasamanos, algunos muy bonitos formados por variadas y coloridas formaciones.

El ultimo pasamanos nos deja junto a dos rápeles casi seguidos sobre 2 rampas de 15 m. cada una, que conducen a un paso entre bloques y barro, que desemboca en una sala con arenas movedizas. En este punto en el lado izquierdo una cuerda ayuda a ascender un resalte de 2 m.. Una ancha galería pero baja en algún punto nos deja junto a un pozo de 12 m., al que sigue un cruce de galerías. Ascendiendo una rampa hacia la galería de la izquierda, llegamos al vivac y un poco mas adelante desembocamos en una sala con un bello panel de excéntricas en su lado derecho, estamos en el Museo, que cierra este sector.

Siguiendo el cruce de frente y bajando, terminamos en una escalada equipada de 10 m., en cuyo alto se abre una gran negrura acompañada en ocasiones de un fuerte ruido de agua. Se trata de un conjunto de pozos paralelos entre si, algunos fósiles y otros activos. Se desciende 20 m. en doble hasta una cornisa equipada con pasamanos que nos deja en una plataforma situada entre pozos, donde se recupera la cuerda y en cuyo extremo arranca otro corto pasamanos de acceso a un gran pozo de 52 m., con una salida muy aérea que nos hace bajar limpiamente casi hasta el fondo. En este pozo hay que tener cuidado con el barro y piedras de la cabecera que pueden soltarse al pasar, por lo que se recomienda NO tomar el pasamanos hasta que el compañero deje libre la base del pozo, también es posible que al recuperar las cuerdas y caer al fondo, queden retenidas a 4 m. del suelo por algunas puntas que sobresalen en un pequeño espolón rocoso, por lo que se recomienda romperlas con antelación y dar un ultimo tirón de la cuerda que la aleje de la pared.

Estamos en la base del pozo de" La Galerna", que siempre lleva algo de agua, o mucha si hay crecida. Dos rampas instaladas en doble de 10 m. intercaladas por una profunda poza que se flanquea en escalada por la derecha, nos dejan en el inicio del meandro de" La Ruta Sangrienta", que tiene un primer pozo de 6 m. en doble, que es el último pozo en doble de la travesía, y mas tarde otro de 5m . en fijo.

Este meandro de margas negras, no muy estrecho pero incómodo, desemboca en otra zona de calizas puras, con dos pozos consecutivos de 6m., que indican el inicio del meandro de "Las Agujas", con zonas estrechas y tortuosas y pasos bajos e inundados, que obligan a mojarse bastante. El tramo final es mas ancho y desemboca en la sala del Tembleque, de gran altura y muy ventilada. En esta sala comienza el tercer meandro de nuevo en margas negras ,meandro de "Stalingrado" con 4 pozos equipados en fijo y algunos pasos estrechos o incómodos. El ultimo pozo de 15 m. con una repisa en medio, nos deja en una ancha sala, que enfrente tiene un estrecho paso que desemboca en un cañón con un nuevo río el de Los Cantabrones.

El cañón de Los Navegantes se sigue río abajo casi siempre por su fondo con una trepada equipada y un destrepe igualmente equipado y algún paso entre bloques, hasta alcanzar un punto donde el cañón parece cerrarse por una barrera de bloques y piedras que ascienden hacia el techo. Se debe tomar antes un paso estrecho en el suelo, que baja 2 m. y tomar una escondida gatera perpendicular a la trayectoria que seguíamos, seguida de una galería baja al principio y que mas tarde obliga a trepar sobre un bloque y bordear por la derecha en oposición un aparente desfonde, que nos deja en el paso Nathalie, equipado con cuerda y que se debe pasar con cuidado entre bloques inestables, para descender 8 m.

De nuevo se alcanza el río y se sigue por su fondo con pequeñas trepadas y descensos, hasta alcanzar una cuerda ascendente de 7 m., a la que siguen pasos entre bloques y otro pequeño desfondamiento, que se bordea por la derecha, para ascender luego a la izquierda sobre grava y salir a una gran galería fósil "Camino Soria", que seguimos hacia la izquierda bordeando un pozo y remontando una corta rampa con una cuerda.

Se descienden rampas de grava y se debe ascender otra corta cuerda, para descender nuevas rampas de bloques, hasta alcanzar un gran bloque que se atraviesa en la galería y bajo el cual una cuerda fija de 10 m. nos deja de nuevo en el río, que seguimos hasta una corta trepada entre bloques ayudados de una cuerda. Seguimos entre bloques hasta alcanzar un pozo rampa de 20 m. que nos deja en el río otra vez, junto a marmitas profundas que se esquivan con trepadas sobre montones de bloques para bajar de nuevo al río esta vez con un suelo arenoso y suave.

Llegamos a una profunda marmita al pie de una muralla de bloques, que bordeamos por la derecha ascendiendo unos 3 m., siendo necesario buscar un pequeño y escondido paso entre bloques, marcado con manchas negras de carburo, que nos deja encima de otra profunda poza, después de la cual se toma un paso a la izquierda que nos deja en una galería alta cubierta de grandes bloques y que unos metros después da paso a la zona inundada. Este tramo de varios centenares de metros completamente cubiertos de aguas profundas, presenta en los primeros metros una anchura de 1'5 m., con una salida sobre bloques para volver al agua de nuevo hasta alcanzar una gran sala-chimenéa con una playa de arena , en la que llegan 2 cascadas del techo.

 Se debe continuar por el agua en la zona derecha hasta alcanzar a la izquierda una ventana a una galería arenosa paralela al agua, que se sigue a la derecha durante un corto tramo, que termina en una gran poza con un gran bloque, que se bordea por la derecha. Estamos en la base de los pozos de Cellagua, y solo nos resta ascender estos para llegar al exterior.  

INSTALACIÓN:

 La instalación de la travesía esta compuesta básicamente por anclajes para rapel en doble, la mayoría de los cuales disponen de cadena con argolla y parabolt, junto con pasamanos de acceso con cuerda.

Algunos pozos cortos equipan anclajes dobles con spit y mayon o 2 parabolt independientes con argolla.

Los pasamos de las galerías están equipados con doble cuerda.

Las escaladas están equipadas con cuerdas fijas, siendo la parte mas frágil de la instalación, por lo que se recomienda tratarla con cuidado para que dure, aunque será inevitable su deterioro con el paso del personal por lo que no está de mas llevar algún trozo de cuerda para cambiar algún tramo, que pueda haberse estropeado.

Los pozos de los meandros están equipados con cuerdas fijas y anclajes dobles , que hasta el momento no parecen haber sufrido daños por el agua, al estar un poco separadas de la caída de esta, pero nunca debe descartarse algún deterioro, por lo que deben revisarse bien antes de usarlas.

 La instalación de la sima de Cellagua, puede hacerse de muy diversas maneras y con diferente material, existiendo diversas publicaciones, que recogen esta instalación y el tamaño de sus pozos. A continuación damos un resumen del material posible, pudiendo existir otras opciones:

Sp =spit, Pb parabolt, Na=Natural

 P25 : 45 m. 8 sp

P80: 10 m.+4m.+85m. (2sp+1sp+2sp+1pb+1sp+2sp+1sp+1sp+na),

P8: 20 m.(1sp+3m.1sp+1spdesv).

P23: (2sp+2sp+1sp),

P20: 1sp+2sp+1sp+2sp

P2 :1sp

P4 :1sp

Los p23,p20,p2,p4 con cuerda de 100 m. llega para todos

P58: 75m. (2sp+2sp+1sp+2sp+1na)

 El P80 precisa de pasamanos de acceso por la pared izquierda.  

MATERIALES Y TACTICAS RECOMENDADAS:

Como es lógico, al tener que vadear aguas profundas se hace imprescindible disponer de materiales adecuados para este tramo. Estos materiales pueden ser muy variados, siendo posible usar  un neopreno completo, que es la solución mas sencilla y evidente, pero que tiene el problema del bulto que supone en una travesía con numerosos y largos meandros.

Otra opción posible es llevar solo el peto de neopreno y un flotador, que no debe de ser muy grande ya que los primeros tramos inundados no pasan de 1 m. de anchura en algunos puntos.

Una tercera opción es llevar ponto y flotador, con la ventaja del peso y tamaño del ponto, y la opción para los frioleros de ponérselo, al inicio de los meandros y del río, con lo que evitan mojarse en este tramo, aunque luego puede molestar algo en las galerías fósiles del fondo.

 Una cuarta opción muy cómoda es que el equipo encargado de instalar previamente la sima de Cellagua, se ocupe de llevar el material de vadeo hasta el punto donde es necesario. Esto no debe llevar mas de 1 hora entre ida y vuelta desde la base de Cellagua, aunque obliga a tener material extra de vadeo y llevar mas sacas en la instalación.

La opción de usar un bote, no es muy viable debido a la estrechez de gran parte del tramo inundado, que no permite el paso fácil de un bote normal, quizá algún modelo mas estrecho o pequeño si será adecuado.

 Respecto a las cuerdas necesarias para la travesía, es necesario un mínimo de 55 m. para el pozo de La Galerna, siendo recomendable llevar al menos un cordino de este tamaño por si se produce algún enganche de cuerdas. Cuando se ha realizado esta travesía por parte del A.E.R., no surgió ningún problema de este tipo, y solo al recuperar la cuerda en el pozo de La Galerna, esta se quedo enganchada a 4 m. del suelo, pero finalmente fue liberada, en cualquier caso este tipo de incidentes siempre es posible, por lo que es mejor llevar el cordino, y si es un equipo numeroso, puede resultar rentable llevar una tercera cuerda, que permita encadenar los rapeles en la sima.

 A continuación damos un horario aproximado, ya que esto siempre depende mucho del número de participantes y de lo rápido que se mueva cada uno, sobre todo en una travesía con tantos rapeles como esta. La orientación no debe ser un gran problema en esta travesía ya que casi todo el tiempo se sigue las instalaciones o el río.

Los tiempos que aquí se dan son para un equipo de 5 personas y 3 cuerdas, porteando su propio material de vadeo. Tener en cuenta 1 hora de tiempo total de cambio de vestuario antes y después del vadeo:

1.       Descenso de los pozos del Bloque  2horas.

2.       Escaladas y pasamanos hasta El Museo 1h.

3.       Llegada a inicio de los meandros 1h.

4.       Meandros 2h.

5.       Galerías del fondo hasta vadeo 1:30 h.

6.       Vadeo y vestuario 1:30 h.

7.       Ascenso Cellagua 2 h.

 Total : 11 horas mas tiempos de comida o descanso.

 Según esto debemos pensar en un horario razonable comprendido entre 10 y 13 horas, dependiendo sobre todo del tamaño de los grupos.

Por supuesto para los muy motivados existe la posibilidad de realizar la travesía hasta Garma ciega, en lugar de Cellagua, lo que permitiría disfrutar de 2Km. mas de grandes e interesantes galerías, en el cañón de Cellagua. Pero sería necesario instalar la larga y compleja sima de Garma, lo que necesita mucho material y tiempo, además de incrementar la travesía en un mínimo de 6 horas.  

En cuanto a la época del año mas recomendable para realizar esta travesía, es por supuesto en verano, ya que aunque no existen pasos sifonantes, en condiciones normales. Tanto el pozo de la Galerna, los pozos de Cellagua y las pasos bajos de los meandros, no son muy recomendables en caso de lluvias abundantes.

Un buen indicador del estado de carga puede ser el río de Cellagua, ya que si este es practicable, probablemente el resto de la travesía también lo será, otra cosa es que nos mojemos mas menos.

Por todo esto como precaución debemos esperar a un periodo seco para realizar la travesía, sin complicaciones.

 Finalmente recordar a los interesados en esta actividad, la necesidad de preservar la cavidad de basuras en lo posible, desgraciadamente en Piratas del Ebro existen algunos restos antiguos de carburo, pero lo demás esta limpio y debe de seguir así. También es necesario tener en cuenta que los materiales se deterioran con el paso del tiempo y del uso, por lo que cada equipo que decida hacer la travesía, debe asumir la responsabilidad de lo que esta haciendo y revisar cuidadosamente cada instalación antes de usarla.  

ALGUNOS DATOS:

A continuación exponemos algunos datos numéricos de la travesía y sus características:

·         Exploraciones del AER entre los años 1998 y 2002

·         Primera travesía integral 6/9/2003

·         Desarrollo: 3.300 m.

·         Desnivel descendido : 440 m.

·         Desnivel ascendido : 50 + 240 =290 m.

·         Pozos en doble : 18

·         Pozos en fijo : 11

·         Escaladas en fijo : 10

·         Pasamanos : 100 m.  

FIN

 

 

www.000webhost.com